PIZZA ALTA DE TOMATE Y CEBOLLA

Preparación

Cortar en juliana la cebolla. Cocinarla en una olla tapada a fuego bajo con aceite de oliva, sal y unas gotitas de agua sin que tome demasiado color.

Reunir a mano todos los ingredientes, incluyendo la cebolla cocida y los tomates. La masa debe resultar pegajosa, de modo que solo se debe agregar el agua o la harina necesarias para obtener ese punto. Los tomates se irán rompiendo con la mano naturalmente mientras se amasa. Conseguido el punto, hacer el bollo y dejar descansar durante unos 15 minutos.

Enharinar abundantemente la mesa de trabajo y colocar allí la masa. Cortar pizzetitas de entre 50 y 80 g cada uno. Cubrirlos con un repasador o con papel film y dejarlos levar a temperatura ambiente hasta que al menos dupliquen su tamaño.

Ponerlos en una placa aceitada. Se los puede humedecer levemente con agua con un rociador, para luego llevarlos a un horno fuerte, precalentado, entre 15 y 20 minutos.

INGREDIENTES

Para 6/8 personas

  • 1 kg de harina 0000
  • 40 g de levadura fresca
  • 2 1⁄2 kilos de tomates perita en su jugo
  • 300 g de cebollas
  • 200 g de aceitunas negras descarozadas
  • 4 ajíes picantes
  • 150 ml de aceite de oliva
  • 30g de sal

PIZZA ALTA DE TOMATE Y CEBOLLA

INGREDIENTES

Para 6/8 personas

  • 1 kg de harina 0000
  • 40 g de levadura fresca
  • 2 1⁄2 kilos de tomates perita en su jugo
  • 300 g de cebollas
  • 200 g de aceitunas negras descarozadas
  • 4 ajíes picantes
  • 150 ml de aceite de oliva
  • 30g de sal

PREPARACIÓN

Cortar en juliana la cebolla. Cocinarla en una olla tapada a fuego bajo con aceite de oliva, sal y unas gotitas de agua sin que tome demasiado color.

Reunir a mano todos los ingredientes, incluyendo la cebolla cocida y los tomates. La masa debe resultar pegajosa, de modo que solo se debe agregar el agua o la harina necesarias para obtener ese punto. Los tomates se irán rompiendo con la mano naturalmente mientras se amasa. Conseguido el punto, hacer el bollo y dejar descansar durante unos 15 minutos.

Enharinar abundantemente la mesa de trabajo y colocar allí la masa. Cortar pizzetitas de entre 50 y 80 g cada uno. Cubrirlos con un repasador o con papel film y dejarlos levar a temperatura ambiente hasta que al menos dupliquen su tamaño.

Ponerlos en una placa aceitada. Se los puede humedecer levemente con agua con un rociador, para luego llevarlos a un horno fuerte, precalentado, entre 15 y 20 minutos.